Pues les cuento que para nada están seguros…. cada día mas personas usan internet y van dejando un rastro de información personal que se almacena en distintos servicios en la red.

 

Usted debe estar muy seguro del sitio donde está colocando su información; si ese servicio  al que planea suscribirse y en el que piden sus datos personales no es de importancia capital, quizá sea buena idea llenar el formulario de registro con información falsa o por lo menos no poner la dirección exacta de su casa.

 

Si usted sospecha que el sitio donde está ingresando la información puede dar sus datos a terceros, por ejemplo a empresas de publicidad que llenen su cuenta de correo con molestos mensajes publicitarios, pero tiene que dar una dirección para recibir un correo de confirmación con un vínculo para activar su cuenta, puede utilizar alguno de los cientos de servicios que ofrecen direcciones de correo temporales.

 

También al comprar en línea, abrir una cuenta en una red social, o jugar videojuegos, las personas tienen que registrarse en las páginas dejando en ellas al menos su nombre y dirección de correo electrónico.

 

Con las tarjetas de crédito la situación es más complicada, y desafortunadamente hacer transacciones únicamente en portales confiables no es garantía de que la información no podría ser robada por piratas informáticos habilidosos.

 

Muchas de las empresas que trabajan sobre la nube (Google, Apple, Microsoft, Amazon, etc.) han invertido una gran cantidad de recursos para asegurarse de que la información de sus usuarios no se vea comprometida. Sin embargo, el caso de Sony parece encender la alarma. El robo de datos en PlayStation Network podría ser la falla de seguridad más grande en la historia, según le dijo Alan Paller director de investigación del Instituto SANS a la agencia de noticias Reuters.

 

Para mas información sobre el caso de Palystation Network http://blog.eu.playstation.com/2011/04/26/psnqriocity-service-update/

 

Así que cada vez que tenga que ingresar información importante a la red piénselo dos veces antes de realizarlo.