Revisando una aplicación que fue desarrollada para ser compatible con la mayoría de los navegadores y sus versiones, me reportaron un problema de despliegue en Internet Explorer 8. Luego de buscar soluciones me di cuenta que la solución más rápida era la de hábilitar la Vista de Compatibilidad con la que cuenta este navegador.

Pero que pasa si el usuario no hábilita la vista de compatibilidad y simplemente se va decepcionado porque no pudo usar la aplicación con la única herramienta que tiene “Internet Explorer”.

La solución a este problema nos la ofrece la siguiente etiqueta META:

<meta http-equiv="X-UA-Compatible" content="IE=EmulateIE7"/>

La cual obligará al navegador a ejecutar nuestro código HTML y CSS como si fuera ejecutado por la versión 7 de Internet Explorer.